Izakaya en el Temple

Por Enrique Rivera - 17.04.2014

Restaurante Temple, Hotel Intercontinental SantiagoAunque este título le parezca poco comprensible, es fácil de explicar. Izakaya es un tipo de restaurante informal, muy difundido en Japón y ya presente en muchas ciudades cosmopolitas del mundo, donde uno se junta con los amigos después del trabajo para conversar, beber y compartir sus especialidades. Esta modalidad está ahora también en Santiago, en el Temple del hotel InterContinental, el restaurante asiático del chef coreano Minsu Bang.

Como concepto, un izakaya es parecido a un bar de tapas. Allí se come al paso, sin mayores formalidades. Es un lugar para sociabilizar, pasar el rato con gente conocida y disfrutar, compartiendo desde bocadillos propios Edamame. Porotos japoneses salteados al wokde la comida callejera asiática hasta preparaciones más sofisticadas. A pesar de su origen japonés, no es un sushi bar bajo otro nombre: es bastante más que eso, como lo demuestra la propuesta que ha comenzado a ofrecer el Temple.

Para que usted se haga una idea de lo que trae la carta izakaya de este restaurante, le detallamos a continuación lo que llegó a nuestra mesa durante su presentación oficial, oferta que se encuentra disponible todos los días desde las 18 horas, además de su carta tradicional.

Edamame ($3.100). Son porotos japoneses salteados al wok con sal gruesa. Vienen en una fuentecita de la cual Karaage. Crocantes bocadillos de pollo frito marinados en soyase van sacando con la mano. Difíciles de comer, porque hay que ir extrayendo los granos de sus vainas directamente con los dientes. Pero al final uno se olvida de este trámite y los consume como si fueran maníes…

Sashimi mixto ($7.200). Aquí estamos en un terreno conocido, de sushi bar. Integran este plato los mejores cortes de pescado del día. El atún que traía el que comimos estaba buenísimo.

Karaage ($4.700). Son crocantes bocadillos de pollo frito marinados en soya y con un suave toque de ajo. Una especialidad japonesa muy apetitosa. Cada integrante de nuestra mesa se aseguró rápidamente su porción…

Butayaki. Finas láminas de carne de chancho salteadas con zanahorias, repollo y cebollínTakoyaki ($4.500). Otra especialidad japonesa bien recibida. Son bolitas de una masa densa, hecha con harina de trigo y huevo. Van rellenas de pulpo y cebollín y acompañadas de salsa tonkatsu. Encima llevan un espolvoreado de katsuobushi, esas finas virutas fermentadas y deshidratadas de bonito que se mueven y retuercen al contacto con la humedad y el calor de la preparación.

Butayaki ($4.800). Un plato coreano hecho con finas láminas de carne de chancho salteadas con Karokke. Croquetas hechas de puré de papa y rellenas con salmón, queso y ciboulettezanahorias, repollo y cebollín en salsa gochujang (¡picantita!). Viene con crujientes tostadas de pan de campo y un pocillo de arroz blanco que ayuda a neutralizar un poco la intensidad de plato. ¡Atrévase con él!

Karokke ($4.900). Croquetas japonesas hechas de puré de papa y rellenas con salmón, queso y ciboulette. Se untan en una salsa espesa y melosa que viene como acompañamiento. Una especialidad delicada que ayuda a disipar los últimos picores del Nihon no hot dogs. Pequeñas salchichas envueltas en masa orientalplato anterior.

Toriyaki ($4.800). Volvemos aquí a la cocina coreana y a su intensa (pero tolerable) salsa gochujang. Son crujientes y sabrosos trozos de pollo salteados en esta salsa, además de cebollín y almendras tostadas.

Nihon no hot dogs ($4.200). Pequeñas salchichas envueltas en masa oriental, tal como las sirven en las calles de ciudades de Corea y Japón. Minsu Bang, el chef propietario de este restaurante, nos cuenta que en su país las buscaba a menudo cuando salía del colegio. ¡Sencillos y apetitosos bocadillos!

Okonomiyaki. Masa hecha a la plancha. Va con pulpo, calamares, camarones y vegetalesOkonomiyaki ($4.700). Si los anteriores eran unos mini hot dogs asiáticos, esta es una suerte de pizza o tortilla japonesa. Su masa se cocina a la plancha y va con pulpo, calamares, camarones y vegetales. Se sazona con salsa tonkatsu, mayonesa y katsuobushi, esas hojuelas secas de bonito que parecen bailar al hidratarse con el calor y la humedad de esta suave y gustosa preparación.

Gyutan ($4.500).El último plato caliente de este Gyutan. Láminas de lengua de ternera sazonadas con sal de Maldon y selladas en aceite de sésamorecorrido por la carta izakaya del restaurante Temple consistió en unas delgadas y austeras láminas de lengua de ternera, sazonadas con sal de Maldon y selladas en aceite de sésamo. Ricas, jugosas y hechas a punto. Con un poco menos de sal habrían estado perfectas.

De postre, y para hacer descansar el paladar, un fresco helado de té verde con dulce de porotos rojos (tomado de la carta habitual del Temple, la que está siempre disponible con su oferta de entradas frías y calientes, sushi fusión, nigiri, sashimi y otras especialidades).

El menú izakaya es un novedoso aporte al repertorio de la cocina asiática disponible en nuestro medio. Si bien algunos de sus platos vienen de la cocina callejera o al paso que se da principalmente en ciudades de Japón y Corea, en el Temple adquieren un especial grado de sofisticación gracias a la moderna arquitectura y diseño interior del local y al esmerado servicio de su personal. Solo se debe cuidar el nivel de la música ambiental (los jueves hay un Dj a cargo de ella). Como este menú es para compartir y socializar con los amigos después del trajín diario, la posibilidad de conversar relajadamente, y no a viva voz, es esencial.

Restaurante Temple
Hotel InterContinental
Vitacura 2885, Las Condes
Teléfono: 2394 2462

(Fotografías de Enrique Rivera)
Lecturas de fotografías desde arriba:
N° 2: Edamame. Porotos japoneses salteados al wok.
N° 3: Karaage. Crocantes bocadillos de pollo frito marinados en soya.
N° 4: Butayaki. Láminas de carne de chancho salteadas con zanahorias, repollo y cebollín.
N° 5: Karokke. Croquetas de puré de papa rellenas con salmón, queso y ciboulette.
N° 6: Nihon no hot dogs. Pequeñas salchichas envueltas en masa oriental.
N° 7: Okonomiyaki. Masa cocinada a la plancha. Va con pulpo, calamares, camarones y vegetales.
N° 8: Gyutan. Láminas de lengua de ternera sazonadas con sal de Maldon y selladas en aceite de sésamo.